DERECHOS HUMANOS

NUESTRO COMPROMISO CON LOS DERECHOS HUMANOS

En GeoPark, los derechos humanos significan nuestro compromiso con el respeto de los derechos que son inherentes a todo ser humano, sin distinción alguna de nacionalidad, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Por esta razón, estamos comprometidos con crear un entorno en el que cada cual es tratado con respeto, dignidad y ecuanimidad, y sin discriminación de cualquier tipo. Creemos que cada persona tiene el mismo valor, la libertad de expresar sus ideas, el derecho a tomar sus propias decisiones y el respaldo para desarrollar todo su potencial como ser humano.

Este compromiso se manifiesta en que nuestros principios y valores están alineados con nuestros objetivos y responsabilidades. No es una idea reciente: es el primer paso que dimos al fundar la Compañía para definir quiénes somos y cómo actuamos. Conoce nuestro Compromiso con los Derechos Humanos aquí.


INICIATIVAS

PROGRAMA “CUÉNTAME”: NUESTRA MEJOR MANERA DE ACERCARNOS
Logo Cuentame

Con el fin de generar un mecanismo de atención oportuna a las peticiones, quejas y reclamos que se puedan presentar entre los publico de interés, GeoPark ha posicionado “Cuéntame” como el programa que facilita la atención oportuna y efectiva de aquellas preocupaciones, inquietudes y peticiones que surgen en nuestros vecinos y nos permiten asegurar la mejora continua.


LICENCIA SOCIAL Y DEBIDA DILIGENCIA

Nuestro compromiso con la Buena Vecindad empieza con la identificación y el análisis anticipado de los distintos riesgos del entorno y su evaluación cualitativa y cuantitativa. Definimos planes de gestión temprana del entorno y debida diligencia, que nos permiten mitigar los impactos en la naturaleza y las comunidades, y aseguran el desarrollo exitoso y responsable de nuestras operaciones.


LÍDERES POR LA BUENA CONVIVENCIA
Logo Fundación para la reconciliación

Transformamos el abordaje de conflictos con líderes rurales y urbanos de Villanueva (Casanare) a través de la implementación de las “ESPERE” (Escuelas de Perdón y Reconciliación), y del proceso de líderes por la buena convivencia en alianza con la Fundación para la Reconciliación.